Poema sin título

[blockquote text=”Álvaro de Campos. Fernando Pessoa. ” title_tag=”h5″ show_quote_icon=”yes” text_color=”#768779″]

En éste poema de F. Pessoa están inspirados todos los grabados de rosas que hice en el taller de Aire, entre septiembre del 2014 y abril del 2015, en Santiago de Compostela.

Dame rosas, rosas,

y lirios también,

todas las flores son bellas,

todas las flores consuelan

pero en este momento de mis nervios,

sólo me agradan ciertas flores…

Por eso échame a puñados,

por encima del alma,

sólo lirios y rosas…

dame rosas, rosas,

y lirios también…

 

Mi corazón llora

en la sombra de los parques.

No tengo quien lo consuele

verdaderamente,

excepto la propia sombra de los parques

penetrándome en el alma,

a través del llanto.

Dame rosas, rosas,

y lirios también…

 

Mi dolor es añejo

como un frasco de esencia cubierto de polvo.

Mi dolor es inútil

como una jaula en una tierra donde no hay aves,

y mi dolor es silencioso y triste

como un espacio de playa adonde el mar no llega.

 

Me acerco a las ventanas

de los palacios arruinados

y me preocupo de dentro afuera

para consolarme el presente.

Dame rosas, rosas,

Y lirios también…

 

Por más rosas y lirios que me des,

yo nunca pensaré que la vida es suficiente.

Me faltará siempre cualquier cosa,

me sobrará siempre qué desear,

como un escenario desierto.

Por eso, no te importe lo que pienso

y aunque lo que yo te pida

te parezca que no quiere decir nada,

mi pobre criatura tísica,

dame de tus rosas y de tus lirios,

dame rosas, rosas,

y lirios también…

(…)

Yo adoro todas las cosas

y mi corazón es un albergue abierto toda la noche.

Tengo por la vida un interés ávido

que busca comprenderla sintiéndola mucho.

Amo todo, vivifico todo, presto humanidad a todo,

a los hombres y a las piedras, a las almas y a las máquinas,

para aumentar con eso mi personalidad.

Pertenezco a todo para pertenecer cada vez más a mí mismo

y mi ambición era traer el universo a mi pecho

como un niño a quien el alma besa.

 

Yo amo todas las cosas, unas cosas más que las otras,

nunca ninguna más que otra, sino siempre más la que estoy viendo

que las que vi o veré.

Nada para mí es tan bello como el movimiento y las sensaciones.

La vida es una gran feria y todo son barracas y saltimbanquis.

Pienso en esto, me enternezco pero no descanso nunca.

 

Dame lirios, lirios

y rosas también.

Etiquetado , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies